A una gaviota de Rosario Acuña

Tú que cruzas las revueltas Ondas del mar, Oye el eco que te manda entre el aura Mi cantar. ________ Eco triste y melodioso que se pierde En derredor, Eco que del alma brota, cual un grito De dolor. ________ Yo quisiera sobre el mundo levantar Mi pensamiento, Como allá en la mar te elevas Desplegando tu plumaje En el viento. ________ Yo quisiera, con mi alma, A través de los espacios Seguir tu vuelo, Fijando las esperanzas Que en ella moran Sólo en el cielo. ________ Yo quisiera del humano no ver nunca La maldad, Y vivir, como tu vives, Siempre libre y venturosa En constante soledad. ________ Yo quisiera que mi cuerpo, Desprendido de la vida, Durmiese en calma, Y á la mansión de la gloria, Reina de paz y de amores, Volase el alma… ________ Pero ¡ay! que mi pensamiento Gime en cadenas, Cuyos fuertes eslabones forman Las penas. ________ Y siempre volando en torno De la esperanza, La dicha que él ambiciona Jamás alcanza. ________ _ Y contemplo tristemente Los desengaños, Que brotan con la experiencia, Con los dolores del alma, O con los años. ________ _ Y va mi vida siguiendo Triste carrera, Y de romper con el cuerpo Que la aprisiona insensato Ya desespera. ________ _ Tú que escuchaste los cantos que del alma se escaparon Como un suspiro, Llévalos entre tus alas Y no dejes que se pierdan Con tus giros. ________ __ Déjalos en las regiones De otros mares Más hermosos, El aura tal vez los lleve Donde vi pasar los días Venturosos. ________ Allí morirán sin eco, Que nunca tuvo respuesta Mi canción… ¡Llévatelos y no olvides Que entre sus notas va envuelto El corazón!
Añadir un comentario
Leer la poesía A una gaviota del poeta Rosario Acuña en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.