Canción del destino de Tomás Segovia

Frío y beato el crepúsculo Calla visiblemente Habría que aprender de los encinos Ese modo sencillo y concentrado De estar magistralmente En la mitad del aire pálido Y atender con entera reverencia A esta mudez e intensidad el tiempo Que se hace ver solemne Detenido en lo alto antes del salto Todo el conmovedor egoísmo del mundo Indiferente a su belleza E incapaz de pactar Que sólo fatalmente llama Que sólo atándonos con el destino Se deja amar.
Añadir un comentario
Leer la poesía Canción del destino del poeta Tomás Segovia en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.