Cancioncilla de Italo López Vallecillos

Qué clara paz interior qué dulce y grata la sombra del naranjo, sus amarillos y sus pájaros, todo tiene un aire provinciano. Recuerdo la infancia, el rezo, el ángelus de mi alma. Estoy así, tan íntimo y tan pleno, que soy uno más del pueblo, de este pueblecito apartado del mundo donde todos los días el cura repica las campanas, el cartero reparte las cartas atrasadas, y los músicos vienen a tocar, a falta de otra cosa, una cancioncilla, tan íntima y tan plena como el agua.
Añadir un comentario
Leer la poesía Cancioncilla del poeta Italo López Vallecillos en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.