Canto XVIII de Vicente Gerbasi

Llegaba el día del agua verde, espesa como un lienzo oscuro con flores. El agua estancada con gérmenes de fiebre, el agua solitaria, perdida, abandonada, donde la garza inmóvil se mira en su tristeza. Y era el día sin pan, el día sin respuesta. El día de los campesinos muertos sobre la yerba reseca. Y tu vida era de nuevo un regresar, un regresar hacia días y noches, hacia el sitio que buscabas en tu desesperación.
Añadir un comentario
Leer la poesía Canto XVIII del poeta Vicente Gerbasi en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.