Claroscuro de Waldina Mejía Medina

Mi vientre atrapa fragmentos de universo
y los convierte en luz.
Crece el hijo y grita por los vientos
¡Heme aquí, convoco la mañana!

Busco desesperadamente algún empleo.
Pan y leche seguros para el niño
casa, cama
el amor que deviene de la tranquilidad de una labor digna.

Busco desesperadamente:
‘aquí, tal vez – me dicen – allá, tal vez’
y voy y corro
con el dolor y el miedo clavados en mi vientre
y con mis manos casi suplicantes,
y voy y llego y me hacen esperar
y en la entrevista
grita de pronto el hijo por los vientos:
¡Heme aquí, fabrico la esperanza!
y el empleador lo nota y dice:
‘No hay trabajo”
“No podemos emplearla”
“No creo que se pueda” No
No.
NO!
– no sé si pueda yo seguir luchando –
y sigo/
Sigo/
SIGO/
para este amanecer que casi implora desde el fondo de mí
y nadie
escucha.

Comentarios sobre el poema


  • Describa a que situación hace referencia el autor con los siguientes versos grita de pronto el hijo por los vientos heme aquí fabricó la esperanza y el empleador lo nota y dice no hay trabajo no podemos emplear no creo que se pueda no no no

    Anónimo


Añadir un comentario

Leer la poesía Claroscuro del poeta Waldina Mejía Medina en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.