Di adiós, adiós, adiós de James Joyce

Di adiós, adiós, adiós, Di adiós a tus días de doncella, El venturoso Amor ha venido a cortejarte Y a cortejar tus usos de doncella. El ceñidor que te sienta soberbio, La redecilla sobre tu áureo pelo, Cuando hayas escuchado su nombre Por encima de las trompetas de los querubines Comienza tiernamente a desceñir Tu pecho de doncella para él, Y tiernamente a retirar la redecilla, Que es el emblema de tu doncellez. Versión de José Antonio Álvarez Amorós
Añadir un comentario
Leer la poesía Di adiós, adiós, adiós del poeta James Joyce en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.