El Jugador de Washington Benavides

supo jugar el ajedrez con el Diablo sin abandonarle jamás ninguna pieza grande. Sir Thomas Browne Necesito saber (Fausto, Sir Thomas) sin influencias de Madona Luna; sin la alquímica busca de fortuna; sin salamandra o piedra en las redomas; Esta hoja verde, el hueso recubierto de fina piel y carnes deleitosas; el grito desolado en aquel huerto: ¿sólo negras simientes de las fosas? ¿Es la Naturaleza el artificio de Dios? ¿Y es ésta luz sólo su sombra? ¿Una entrega absoluta es fino vicio; y qué del cátaro, del albigense? He jugado con el que nadie nombra y entablamos. ¿Quién vence, nos convence?
Añadir un comentario
Leer la poesía El Jugador del poeta Washington Benavides en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.