ÉXTASIS de Ismael Enrique Arciniegas

Leía y meditaba. Era la hora En que el alma en la carne se agiganta. El sol caía en la naciente sombra; La tarde se apagaba. Meditaba, y mi espíritu subía, Subía como al cielo se alza el águila; Me asomé al infinito, y vi tinieblas, Y me perdí en la nada. Sentí hervidero de astros en la sombra, Y pregunté al vacío ¿dónde se halla Esa luz creadora que los mundos De entre el caos levanta? Y subía, y subía… Lo impalpable A mis ojos abríase sin vallas; Y en la sombra, sondando lo infinito, Mi espíritu flotaba. De repente la luna alzó su disco. Brotaron las estrellas a miriadas; Y la noche me habló con su silencio, ¡Y Dios habló a mi alma!
Añadir un comentario
Leer la poesía ÉXTASIS del poeta Ismael Enrique Arciniegas en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.