Huida hacia el amor de Rosana Acquaroni

Crecí nativa de laureles abiertos y figuras de sombra. Aún ahora, tras las verjas de nadie me levanto. No imagináis mis manos de silencio, mi ronco corazón de sombra ante el salvaje jardín de mansa arena estremecida, mar que pesa desde el viento, lluvia, y en esa voluntad de luto próximo comenzar. Cristal y perro perseguido, pájaro que entra domesticado en la jaula de alpiste y de rosal. Y os voy amando, puedo veros caer de muerte sin río ni sonrisa, tan magullados por lo oscuro y solitario. Puedo veros con fijeza de párpado que ama, caer como montañas, buscar los cuerpos apretados y tiernos —para la piedra ingrávidos— y sin deciros nada aprender a caer de los desiertos hasta el mar. Acompañaros en esa república de realidad amarga. Miradme cuando vuelva —eso me gustaría—, volver sin esperanza de encontraros. Como la lenta flor sin paraíso definitivamente prendida a sus palabras.
Añadir un comentario
Leer la poesía Huida hacia el amor del poeta Rosana Acquaroni en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.