La madre de Teresa Domingo Català

La hendidura polar se reencarna en difusos remansos laterales. Los ciervos comen cólera bendita, venganza de una diosa inconsistente. Porque es ella la voz de las tinieblas que perfuma el cantar de sus quereres. Es ella el cuerpo anclado en la ternura de unas manos acariciando el pan. Si todos somos hijos de la noche, envueltos en martillos y brocales, viviremos en días sucesivos amamantando nuestra propia leche.
Añadir un comentario
Leer la poesía La madre del poeta Teresa Domingo Català en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.