Los degenerados morales de Basilio Fernández

Los degenerados morales, los incorruptibles de delicadas maneras, los exquisitos de la usura, exigen a veces muy poca luna para morir de amor. Esto es obvio. Nadie lo reconoce con el plumaje de la vanagloria ni como proveedores de la real casa ni como contribuyentes al erario público. Hasta que un día se marchitan de pronto. Entonces cae la lluvia sobre la ciudad gris y Dios no se arrepiente. Deja que se extravíen en el eclipse de sus conciencias y de sus harapos remendados de rojo. y todo empieza como siempre por vagas reflexiones tardías, por quintaesencias, por arabescos de otro yo discrepante por violetas abatidas en el claroscuro, hasta que los cubre un acorde de nubes bajas junto a recuerdos desconchados. Son los oportunistas de la miseria donde todo decae, oscuro asombro repentino cuando te agitan vientos mágicos y un antiguo orgullo resurge de sus ojos y del crujido de sus dientes. Nadie los reconoce cuando pasan con sus almas enmohecidas bajando la escalera de escalones interminables.
Añadir un comentario
Leer la poesía Los degenerados morales del poeta Basilio Fernández en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.