Magnánimos romanos de Aldous Leonard Huxley

Columnas y fuentes eternas, chorros de escarcha y viva espuma, desde las siete montañas dejémoslas saltar, Las siete colinas de Roma. Por resonantes arcos y bóvedas flanqueadas, dejemos las calles marchar triunfales; mandemos a los acueductos marchar por la llanura de abajo infatigables. Elevados como columnas hacia el aire azul, dejemos a los Césares de mármol estar; dejemos a los dioses, que en vida eran romanos, una mano dorada levantar. Muchos, pero cada uno solo, una multitud, aunque de romanos, atestan sus sepulcros; ellos mismos divinos fieles, dioses ante dioses suntuosamente inclinados; los romanos se inclinaban ante figuras que ellos, escultores de la mente, liberaban; suplicando poder ser iguales que aquellos a quienes oran.
Añadir un comentario
Leer la poesía Magnánimos romanos del poeta Aldous Leonard Huxley en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.