Palabras de Nicodemo de Cintio Vitier

San Juan, 3
Él me dijo que era preciso renacer, y yo le dije: ¿cómo? ¿a mis años puede un hombre volver a entrar en el vientre de su madre? Yo sentía mi rostro como una página escrita en el viento y en la sombra que hacían temblar nuestros cabellos y nuestras simples vestiduras. Las hojas también temblaban levemente, con un sonido áspero y dulce, acariciando los mediodías en el patio de la infancia. Y él me dijo, y sus palabras no parecían estar saliendo de sus labios -¿tal vez porque la sombra los cubría, o porque era tan ardiente su mirada?-: Oye, tienes que renacer en el agua y el espíritu, y hacerte del espíritu, si quieres entrar en el Reino… Todo era como un encuentro casual y lejanísimo de dos amigos, y él estuvo hablando todavía un rato, y yo sentí de pronto que me hablaba con cierta dureza, como reprendiéndome, y después nos separamos silenciosamente. Pero ahora estoy oyendo sus palabras de otro modo, como si hubieran pasado por el agua de mi sueño y gotearan en la luz de la mañana, en la blanca bocanada de la luz, en las mañanas de mi infancia, repitiéndome: si crees en mí, si vuelves a nacer en el agua y el espíritu, si te haces del espíritu… Los niños pasan gritando por la ciudad vacía.
Añadir un comentario
Leer la poesía Palabras de Nicodemo del poeta Cintio Vitier en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.