Poema de Laura Victoria

Esta noche llevo un blanco lucero
partido en la sombra de mis dos ojeras,
y mis ojos tristes de un verde marino
parece que sueñan…

¡Oh si tu me vieras! Quizás anhelaras
el cálido aliento de mi boca fresca,
quizás suspiraras por los besos trémulos
de mis labios finos, húmedos y rojos
que esta noche tienen el sabor de una
granada entreabierta.
¡Oh si tu vinieras! Cómo se posaran
tus negras pupilas
entre la cascada de mi cabellera
que lleva tan solo
el pálido adorno de un broche de luces
que la luna borda con su luz enferma,
mientras que mi cuerpo desceñido todo
y envuelto en el manto azul e inconsútil
de la primavera,
tiembla con el beso tibio de esta noche
que tiene un perfume fugaz de violetas.

Qué alegres podríamos juntos
tejer el poema;
yo con el prestigio de mi cuerpo joven,
de mis ojos claros y mi boca fresca;
tú con tus pupilas ardientes que llevan
el dulce misterio de noches de luna,
hasta la salvaje inquietud de las selvas¡
¡Oh si pudiera fundir en idilio
mi loca quimera,
cómo florecieran mis cálidos versos
teniendo por cuna tus pupilas negras.
Oh si pudiera!

Añadir un comentario

Leer la poesía Poema del poeta Laura Victoria en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.