Realidad de la noche de Vicente Gerbasi

Una sombra de una almendra amarga saboreo en medio del mundo. Debajo de mis parpados se encierra el furor de la noche y detrás de los días esta el rumor del mar contra las escolleras. Mis sentidos resuenan en la bóveda del cráneo, en la tiniebla cóncava de las luciérnagas. Hay un derrumbe de la noche como carbón en mi costado izquierdo un espanto de agua. Sombra de la arboledas venenosas, redondos follajes relucientes refugio de los mendigos bajo los fuegos artificiales. Sombras detrás de las ventanas, sombra de la sábana, de la silla, de la lámpara. sombra de los epilépticos, de los paralíticos, de los ciegos. Sombra de las medicinas, de los relojes, de los sombreros. He aquí mis manos moviendo lo cotidiano, sostén mudo, simple convicción de la muerte. Soy un testigo, desterrado en las avenidas crepusculares, en los martes de carnaval, con hijos que llegan a la rodilla. Me persigue el presentimiento como una máscara nocturna. caen estrellas en la llanura, al borde las ciudades. Las manos que hacen el plan socavan la noche. Las lámparas iluminan el pan.
Añadir un comentario
Leer la poesía Realidad de la noche del poeta Vicente Gerbasi en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.