Sombras de Teresa Domingo Català

La noche es movimiento de penumbras luchando para ser eternas, río de manos en los cuerpos que divaga sobre el influjo de la sangre dulce. Silenciosos, los ángeles nos aman como aman los caimanes, con la furia de un sexo desmedido, con lujuria. La noche es la simiente de los pasos que aniquilan las luces de los lechos, y son los cuerpos sombras de esa noche que dominan la oscuridad tardía. Silenciosos, los ángeles nos aman como aman los caballos, con ardor, reclamando sus alas el perdón. La piel anhela el roce de las sombras que se desprenden ávidas, ventiscas de amores sofocados, tenues nieblas imposibles de aprehender, limosnas. Los ángeles nos odian por la carne, ésa que envuelta en noche se proclama en la ofrenda del cuerpo que se ama.
Añadir un comentario
Leer la poesía Sombras del poeta Teresa Domingo Català en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.