Trabaja de Santiago Anguizola Delgado

Abra el surco en la gleba tu misma mano; que el sudor de su rostro fecunde el suelo; lanza cada semilla con un anhelo y siembra una esperanza con cada grano. Trabaja cuanto puedas, que bajo el cielo nadie ha hecho ninguna labor en vano: hay siempre una conquista por cada vuelo y una América oculta tras cada arcano. Lucha, que aún es tiempo y la vida corta, la faena comienza, que nada importa lo fatigosa y larga que ella te sea. La cosecha es el premio de lo sembrado: el hombre su sustento debe al arado y su progreso el mundo debe a la idea.
Añadir un comentario
Leer la poesía Trabaja del poeta Santiago Anguizola Delgado en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.