Una sirena eterna (VI) de Isolda Dosamantes

Se escuchan los autos, el ronroneo de una mujer agazapada y la respiración de un gato. El arquero moja la tela con saliva, un gallo puntual anuncia la llegada del alba.
Añadir un comentario
Leer la poesía Una sirena eterna (VI) del poeta Isolda Dosamantes en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.