El aire de Cintio Vitier

Estoy despierto, sí, estoy mirando fríamente algunas cosas que van dejando ya de ser secretas. Están ahí, como los árboles en el desnudo aire. Sí, estoy despierto. Hasta la casa de mi infancia es de los otros: la han pintado de un color chillón, entran y salen por los cuartos de mi alma, hablando de otro asunto. La luz invade el patio de mis ocultas nadas. También miro con deseo ese rostro que es ninguno y que viene como un ave malherida de los que sufren y sonríen. ¡Oh pueblo innumerable! Estoy despierto. Estoy mirando el polvo bañado por la luz, las tinieblas disueltas en el aire cuando empieza a dibujarse la verdad: el árbol, la alegría, el sacrificio. Y sé que aún tengo más recuerdos en la sangre de los que puedo recordar, y más olvido del que puede olvidarse en este mundo. Pero qué importa, al fin, si la mitad de aquella vida se me desprende y cae, si tanto sueño, al fin, ha despertado, si no hay sitio que no me esté mirando ni instante en que el azar no me visite. Quiero ser como tú, ¡oh rostro de los pobres!, misterio del dolor y la sonrisa, porque el aire, el simple aire límpido y vacío, llenará nuestras voces y esperanzas.
Añadir un comentario
Leer la poesía El aire del poeta Cintio Vitier en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.