Isla en la luz de Sara de Ibáñez

Se abrasó la paloma en su blancura. Murió la corza entre la hierba fría. Murió la flor sin nombre todavía y el fino lobo de inocencia oscura. Murió el ojo del pez en la onda dura. Murió el agua acosada por el día. Murió la perla en su lujosa umbría. Cayó el olivo y la manzana pura. De azúcares de ala y blancas piedras suben los arrecifes cegadores en invasión de lujuriosas hiedras. Cementerio de angélicos desiertos: guarda entre tus dormidos pobladores sitio también para mis ojos muertos.
Añadir un comentario
Leer la poesía Isla en la luz del poeta Sara de Ibáñez en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.