La aljaba del viajero (IV) de Santos Domínguez Ramos

Los almuédanos ciegos con sus cinco llamadas, como cinco punzantes aguijones de sombra, te recuerdan hirientes y certeros los cinco años de lanzas negras y estandartes de muerte, de sueños intranquilos, nómada de las cuevas, con el perro acezante del hambre en el costado. A veces te despiertas y ves en las galeras las banderas nocturnas, con dragones sangrientos que braman tenebrosos en sus noches sin sueño.
Añadir un comentario
Leer la poesía La aljaba del viajero (IV) del poeta Santos Domínguez Ramos en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.