La ráfaga de Sara de Ibáñez

Tuvo en la mano el ramo erguido, brioso relámpago de fiesta. Por las corolas de ascendía la luz amarga de la tierra, la luz del hueso amanecido, la luz en trance de cometa, la luz alzada por su rostro contra el fragor de la tiniebla; la luz audaz que abre en su risco despeñaderos a la abeja, la luz que andaba por sus ojos sobre las lágrimas sedientas. Tuvo en la mano el ramo ardiente, frágil espejo de su niebla, hijo dulcísimo del polvo, vuelo del polvo en primavera, toda la sombra sus pendida sobre un suspiro que bravea. Vientos salieron de lo oscuro donde se fraguan las tormentas, aires vinieron de los antros donde la sangre se destrenza, vientos de espina dislocada, modos del cierzo y la marea, torciendo nubes de palomas matando orugas y azaleas; vientos de muerte entre las ramas donde la nieve cabrillea. Brilla la mano poderosa de tenues vínculos suspensa, sobreviviente del estrago, sobre el tesoro yerto, cuelga, mientras se borran los jardines en la sonrisa de la tierra
Añadir un comentario
Leer la poesía La ráfaga del poeta Sara de Ibáñez en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.