La tierruca de Virgilio Dávila

Es el móvil océano gran espejo donde luce como adorno sin igual el terruño borincano, que es reflejo del perdido paraíso terrenal. Son de fáciles pendientes sus colinas, y en sus valles, de ríquisimo verdor, van cantando bellas fuentes cristalinas como flautas que bendicen al Creador. Primavera sus mejores atributos muestra siempre generosa Borinquén. En los campos siempre hay flores, siempre hay frutos: ¡Es Borinquen la mansión de todo bien! Aquí nace el puro ambiente que respiro, y se asienta la morada en que nací, y ese sol resplandeciente que yo admiro, aquí nace, aquí brilla y muere aquí. De mis padres fue la cuna, y ella encierra las más santas afecciones de mis ser. ¡Yo no cambio por ninguna esta tierra donde tuve el privilegio de nacer!
Añadir un comentario
Leer la poesía La tierruca del poeta Virgilio Dávila en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.