Narciso de Rosa Chacel

¿Dónde habitas, amor, en qué profundo seno existes del agua o de mi alma? Lejos, en tu sin fondo abismo verde, a mi llamada pronto e infalible. Nuestras frentes unánimes separa frío, cruel cristal inexorable. Zarzas de tus cabellos y los míos tienden, en vano, a unir lindes fronteras. Sobre el mío y tu cuello mantenido un templo de distancia en dos columnas silencio eterno guarda entre sus muros; nuestro mutuo secreto, nuestro diálogo. Silencio en que te adoro, en que te encierras, recinto de silencio inaccesibles y lugar a la vez de nuestras citas. ¡Siglos espero frente a la cruenta muralla dura que lamento inerme! Eternidades entre nuestras bocas a cien brisas y a cien vuelos de pájaros. ¿Para qué pies que hollaban la pradera jóvenes, blancos corzos corredores si no me llevan hacia ti ni un punto? ¿Para qué brazos tallos de mis manos si jamás alcanzarán a estrecharte? ¡Límpida, clara linfa temblorosa jamás en nuestro abrazo aprisionada! ¿Para qué vida, en fin, si vida acaba en el umbral de la mansión oscura donde moras sin hálito, en el vidrio que con mi aliento ni a empañar alcanzo? ¡Oh, sueño sin ensueño, muerte quieta lecho para mi anhelo, eterno insomne! ¡Único al fin reposo de mis ojos tu infinito vacío negro espejo!
Añadir un comentario
Leer la poesía Narciso del poeta Rosa Chacel en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.