Palabras para una despedida de Víctor Botas

El ciego Amor se me posó en los ojos y te vi como sólo puede él ver a sus hijos: coronada en la noche de fragantes guirnaldas y danzando en silencio a la luz de la luna, en un temblor de sistros que agitaban tus manos. Tú misma te encargaste de romper el hechizo; tú misma, tú, esa magia, ese encanto, los dones que el azar impasible así nos ofrecía, como quien te regala sin motivo una rosa. Y el dios loco escapó: huyó espantado y solo, hacia alguna otra parte, los párpados sellados. He aquí tu grandeza, tu miseria, tu sino. Tu victoria también sobre un dios inocente: durante un breve tiempo las divinas miradas se fijaron en ti y me fueron dictando cosas que están aquí, que aquí se quedan —quietas— y me salvan de ser tan sólo un pobre imbécil, y a ti (no, no es necesario que me agradezcas nada) de ser sombra y ser polvo y ser nadie y olvido.
Añadir un comentario
Leer la poesía Palabras para una despedida del poeta Víctor Botas en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.