El día hincha sus llamas de Vicente Rosales y Rosales

El día hincha sus llamas, Buscan acribillados la sombra algunos asnos; Y por entre las ramas Levantan las cabezas y botan los duraznos. Niños desherados de hambre y de sed maltrechos Se acercan al pomar casi maduro. Una niña harapienta muestra en parte los pechos Y al ver que hurgo y deploro sus harapos deshechos Se cubre con las manos el tesoro más puro. Mi corazón se dora como un durazno. Siento Deseos de ser árbol y darme en largos frutos Y que me utilizaran en un ciento por ciento Estos niños desnudos que por el desaliento Viven entre las patas y el humor de los brutos. El día allá en el fondo de un gran calor resuella; Sobre un sonoro yunque desespera un martillo. Dos niños comen tierra; la niña que es muy bella Me ofrece desde lejos un durazno amarillo.
Añadir un comentario
Leer la poesía El día hincha sus llamas del poeta Vicente Rosales y Rosales en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.