Invierno (II) de Vicente Rosales y Rosales

Invierno, viejo amigo, se apaga ya tu pipa; el humo de la niebla me invade la nariz. Un lácteo sol, con tierna maternidad, disipa la hiposa tos del humo que da la bruma gris. Paterno sol de leche, la nata de la bruma flota en la fresca fronda de un árbol y, todo es una plenilunaria palpitación de espuma que invade en liros sacros la gracias de tus pies. De pronto sobre el arco de las frentes, la altura joven de toda herrumbre se pone a estar feliz. Con el rostro azulado después de la rasura mi viejo amigo explota su muerta barba gris.
Añadir un comentario
Leer la poesía Invierno (II) del poeta Vicente Rosales y Rosales en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.