El jardín de Lindaraja de Francisco Villaespesa

De la tarde de octubre bajo la luz gloriosa, en la fuente de mármol que el arrayán orilla, diluyen los cipreses su esmeralda herrumbrosa y la arcada del fondo su tristeza amarilla. Rosales y naranjos. ..Mustio el jardín reposa en un verdor que el oro del otoño apolilla… ¡Sólo, a veces, se enciende la llama de una rosa, o el oro polvoriento de una naranja brillaI Mas, dentro de este otoño, hay tanta primavera en gérmenes; y es todo tan dulce y apacible, que antes de abandonarlo, mi corazón quisiera, oyendo el melodioso suspirar de la fuente y soñando con una Lindaraja imposible, sobre este viejo banco dormir eternamente…
Añadir un comentario
Leer la poesía El jardín de Lindaraja del poeta Francisco Villaespesa en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.