Encuentro inesperado con Alejandro en Times Square de Yolanda Blanco

Pues sí, sigo y me veo igual. No me han cazado. Lo arisco aún me dura o el parapeto sigue conmigo. Todavía corcovea mi cuerpo a caballo y oigo boleros, trajino diccionarios, las serenatas bullen dulzonas en mis oídos y sumo y multiplico (muy lejos el dividir o el restar). ¿La misma todavía, idéntica Yolanda? Digo, es mi decir. Pero, ¿a tus ojos igual? ¿A la luz de diez años igual? Dándoteme en exacta palabra, digamos que ya los años comienzan a trabajarme: ve mi copete, mi pava con canas ve esta línea rondándole a mis ojos, —perceptible pata de gallo si hay luz brava— ¿soy yo la tu muchacha apretada a tu abrazo? ¿Quepo en tu idea de mí? De por medio: carretas de días acontecidos, distintos soles, separadas nubes, muy otros los acentos, ajenos el pan, la mesa de estudio y ni un asomo que afiance o aleje. Muchacho que fuiste amarrado a mi baile, ¿es éste el mismo bolero? ¿es ésta aquella guaracha? ¿Soy yo, sos vos? En el haber tenemos: las fiestas de la U.N.A.N., las guitarras que abrazamos, esos rones y textos preguntados, el Coyolar, el atrio de Zaragoza, León entero. Ayer en León, vos y yo. Vos, funcionario sandinista, yo, oficiosa de la palabra. Y tanto ¡ay! que nos reclama: mi lunar de canas, tu mujer, tu panza indomable y esta nunca más siempreverdeante juventud desdibuján do nos.
Añadir un comentario
Leer la poesía Encuentro inesperado con Alejandro en Times Square del poeta Yolanda Blanco en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.