Las comadres de Virgilio Dávila

Doña Paz, doña Luisa, doña Inés, doña Juana y otras cuantas comadres que hay en la vecindad van cotidianamente a la misa temprana, ansiosas de indulgencias para la eternidad. Pobres sexagenarias y míseras jamonas que solo han obtenido desdenes del amor. Las unas, costureras, las otras, comadronas, y aquella, ama de llaves de algún viejo señor. Al salir de la iglesia, yo, que fui monaguillo, las he visto en el atrio departiendo en corrillo sobre temas, algunos no muy santos a fe: “Que si Fulana quiere que le cosan de balde… “ “Que si ya salió encinta la mujer del alcalde… “ “Que si del padre cura se dice no sé qué … “
Añadir un comentario
Leer la poesía Las comadres del poeta Virgilio Dávila en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.