Otoño del 96 de Sergio Badilla

Miro hacia el jardín y mis pupilas sorprenden la fugacidad de un relámpago Tal vez no existo soy sólo un espejismo que amarillea la lóbrega arboleda una articulada mise en scene una descuidada mentira La madreselva se resiste a la persistencia del viento sus hojas mantienen la lasciva humedad de la llovizna y de la pasada noche La savia se extravía en el camino hacia los pétalos se tempraniza se prematura entre las ramas Un hombre se pierde en medio de la bruma ante mis ojos en la umbría vecindad del mar del norte Una sirena ulula en la imaginación distante de algún puerto No hay ni habrá jamás lejanía en su mente sus huellas se disipan con torpeza en la profunda nieve Los cuadros cuelgan ahora en la blanca perpetuidad del muro de mi casa con casual destreza con un orden de estética doméstica estudiada En la cocina una olla expide un intenso olor a comida Riitta esculca la profundidad del tiesto la paleta arrebata en su madera el secreto al metal y a su forma Una fotografía refleja tenuemente la silueta de un árbol deshojado cubren el vidrio que la envuelve El color de la vida se destiempla se descontextualiza se humilla ante la realidad que modifica su única existencia Un zorzal apresura su vuelo para evitar la calma y elude ser una figura pedestre semejante a la pasividad de los cuerpos en reposo Las flores se marchitan desangran su íntimidad desde las corolas hacia la mohosa nada Qué puede urgir ahora la vieja memoria me pregunto El otoño se confunde en la opacidad de la mirada en los gestos y hace frío en todas las habitaciones de esta eruginosa casa Una ráfaga de viento estremece la vidriera de la ventana más cercana La garúa perla insistente la rama extendida de una palma algo insinúa la sequedad en su aterido cuerpo En la penumbra se escapan figuras que reconoce mi cerebro algunos objetos figuras ambulantes una decena de rostros quietos La evocación me obliga a rondar como temeroso fantasma intangible próximo a una desesperada tristeza Vuelvo a pensar que no existo unas pisadas en la nieve la presteza de un relámpago en la oscuridad de la arboleda
Añadir un comentario
Leer la poesía Otoño del 96 del poeta Sergio Badilla en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.