Presencia de Yolanda Bedregal

El muchacho era tan bello, que no era de este mundo Era otro mundo él solo, de flor y un manojo de venas. Lo mirabas y era aparte, lejos de ti, como un bello animal suelto, en un universo verde de agua y de praderas ponías la mirada en él y lo encontrabas vivo, igual que tú, pero pensabas que era una flor, una gacela con junco, un lirio. Querías amarlo, y resbalaba la mirada en la flor de carne, y como miras a lo que tiene alma y venas y sentidos, el muchacho pasaba ante tus ojos de entrega, sin verte, sin mirarle, dando muerte a tu mundo, con su presencia plena, para la que no existías
Añadir un comentario
Leer la poesía Presencia del poeta Yolanda Bedregal en el sitio Blogpoemas - los mejores poemas hermosos sobre el amor, la naturaleza, la vida, la Patria, para niños y adultos en español de los célebres poetas clásicos.